MEJORES TRANSPORTINES PARA GATOS

Mejores transportines para gatos

TRANSPORTINES PARA GATOS | LOS 5 MEJORES DE 2022

El transportín para gatos es un objeto que debería tener todo el que tenga un gato, ya que con él se hace más fácil llevar al gato de paseo o al veterinario. Además, tenga en cuenta que conviene comprar un transportín de buena calidad para que el gato esté cómodo y para que no vaya a tener el riesgo de que se escape. Así que para facilitar la elección hemos creado esta guía donde te mostramos cuáles son los 5 mejores transportines para gatos de este año 2022. Y verás información importante sobre los detalles a tener en cuenta antes de comprar un transportín; los tipos de transportín; recomendaciones y requisitos para viajar en avión con un gato, y consejos de uso de un transportín para gatos.

Tabla comparativa de los 5 mejores transportines para gatos

* Si estás navegando desde un dispositivo móvil, puedes mover la tabla horizontalmente con el dedo.

MODELOTAMAÑOPESOMATERIALCARGA MÁXIMAPRECIO
Mejor transportín mochila para gatos Pecute
Transportín Mochila Pecute
34 de largo, 27 de ancho y 44 de alto (cm)1.56 kilogramosTela Oxford15 kilogramosVer Precio

Transportín Bolso PUEIKAI
45 de largo, 24 de ancho y 33 de alto (cm)1.36 kilogramosTela Oxford6.8 kilogramosVer Precio

Transportín Mochila Morpilot
33 de largo, 27 de ancho y 39 de alto (cm)1.47 kilogramosPoliéster7.2 kilogramosVer Precio

Transportín Caja Amazon Basics
58 de largo, 38 de ancho y 33 de alto (cm)2 kilogramosPlástico9 kilogramosVer Precio

Transportín Bolso Morpilot
44 de largo, 31 de ancho y 34 de alto (cm)1.52 kilogramosPoliéster7 kilogramosVer Precio

* Carga máxima del transportín es el peso máximo de un objeto o animal que el transportín puede soportar en su interior sin romperse.

Compartir

Análisis de los 5 mejores transportines para gatos

A continuación encontrarás un análisis detallado de los 5 mejores transportines para gatos de este año 2022.

Tamaño: 34 de largo, 27 de ancho y 44 de alto (cm)

Peso: 1.56 kilogramos

Material: Tela Oxford

Carga máxima: 15 kilogramos

El transportín mochila Pecute es resistente y supercómodo tanto para el gato como para su dueño. Es facilísimo de llevar, ya sea a pie, en carro, en avión o en cualquier otro tipo de transporte. En los paseos el gato la pasará genial mirando por las múltiples ventanas de maya. Además, este transportín se puede expandir para ofrecer más espacio para el gato. También tiene varios bolsillos para poner, por ejemplo, el móvil, bocadillos, etc. Y se puede plegar para que no ocupe tanto espacio donde se vaya a guardar.

Características principales

Expansible

La parte posterior se puede expandir para proporcionar más espacio para el movimiento de la mascota.

Plegable

Cuando haya que guardar la mochila, se podrá plegar para que no ocupe mucho espacio.

Buena ventilación y múltiples entradas

Este transportín incluye ventanas de malla transpirable en 4 lados que permiten gran cantidad de aire para las mascotas y que puedan ver el paisaje. Además, cuenta con entrada en los laterales, el frente, arriba y atrás.

Correa de hombro ajustable

Correa ajustable para el hombro que ayuda a reducir la carga y mejorar la comodidad. Además, hay dos hebillas retráctiles en la parte superior e inferior para evitar la desviación de la correa de hombro y así mantener la estabilidad de la mochila.

Tapete de doble uso

Tapete sólido desmontable que se puede utilizar en ambos lados. Un lado es de franela para que la mascota pueda permanecer abrigada y confortable en invierno. El otro lado está diseñado para el verano, ya que es de tela Oxford que es fresca y transpirable.

Seguro

Este transportín mochila está hecho de tela Oxford de alta calidad, resistente al agua, anti arañazos, ecológica, no tóxica y no irritante. Además, tiene un diseño de cremalleras tipo candado para evitar que las mascotas puedan abrir la cremallera. Es más, el interior de la mochila está equipado con una cuerda de seguridad que se puede fijar al collar de la mascota.

Prácticos bolsillos

La mochila transportín cuenta con bolsillos a los lados, muy prácticos, para guardar cosas necesarias como por ejemplo: bolsas de basura, bocadillos, llaves, teléfonos móviles, etc.

Pros y contras del transportín mochila para gatos Pecute

Pros

  • Parte trasera expandible
  • Muy cómoda de llevar
  • Con bolsillos a los lados

Contras

  • Cremalleras un poco endebles

Tamaño: 45 de largo, 24 de ancho y 33 de alto (cm)

Peso: 1.36 kilogramos

Material: Tela Oxford

Carga máxima: 6.8 kilogramos

Este transportín bolso es fabuloso para los gatos, ya que es muy cómodo, resistente y liviano. Además, tiene buena ventilación y varias puertas y ventanas. También cuenta con un cojín extraíble supercómodo e incluye un cuenco plegable. Este transportín se puede llevar fácilmente en la mano, el hombro o sobre una maleta de viaje, y es muy adecuado para llevarlo en la cabina del avión.

Características principales

Aprobado por la Aerolínea

El transportín bolso PUEIKAI es espacioso y tiene las dimensiones y condiciones adecuadas para que el gato pueda viajar en la cabina del avión.

Diseño transpirable con correa de seguridad

Tiene mallas en cinco lados que garantizan la circulación normal del aire en el transportín y también permiten que la mascota observe el entorno circundante. Además, en el interior hay una correa de seguridad que se puede unir al collar de la mascota para evitar que se escape repentinamente.

Con puertas de fácil acceso y ventanas

Este transportín para gato tiene 3 puertas de malla para facilitar la entrada y salida de las mascotas. Además, en dos de sus lados tiene ventanas con cremallera que se pueden abrir para que la mascota asome la cabeza.

Múltiples Opciones de Transporte

Este transportín bolso para gatos tiene un asa para llevarlo en la mano; también, tiene una correa ajustable para llevarlo en el hombro. También está diseñado para ponerlo encima de una maleta. Además, es apto para viajar con mascotas en coche, tren, avión, etc.

Con dos bolsillos

Dos bolsillos pequeños a ambos lados del bolso transportín para guardar cosas delgadas.

Fácil de limpiar y con cojín extraíble

El transportín bolso para gatos se puede limpiar fácilmente con un cepillo suave, y no se debe lavar en lavadora. Este transportín cuenta con un cojín suave supercómodo que se puede extraer para lavarlo a mano o en lavadora.

Pros y contras del transportín bolso para gatos PUEIKAI

Pros

  • Muy bien ventilado
  • Tiene bastantes puertas
  • Tiene ventanas

Contras

  • Se dobla un poquito al llevarlo en el hombro

Tamaño: 33 de largo, 27 de ancho y 39 de alto (cm)

Peso: 1.47 kilogramos

Material: Poliéster

Carga máxima: 7.2 kilogramos

El transportín mochila Morpilot es muy cómodo de llevar, ya que el respaldar y las correas para los hombros son acolchadas; además, el respaldar es transpirable. Por otro lado, el gato va a ir muy cómodo y seguro en este transportín, sea que lo llevemos a pie, bicicleta, carro, avión o cualquier otro medio de transporte, porque es espacioso y resistente; tiene bastantes orificios para que el gato pueda mirar y respirar adecuadamente, y posee cremalleras de seguridad y una correa interior para que el gato no se escape.

Características principales

Durable y espacioso

Este transportín mochila para gatos está hecho de poliéster ecológico, resistente al desgaste y a los arañazos. Además, proporciona un espacio amplio para que la mascota se sienta cómoda durante el viaje.

Fácil interacción y superventilación

La mochila para gatos tiene tres entradas para facilitar la entrada y salida de las mascotas e interactuar con el dueño. Además, la salida superior está equipada con una cubierta de sombrilla, que puede bloquear eficazmente la luz solar directa. Por otro lado, la mochila tiene cuatro lados equipados con malla para garantizar la circulación de aire dentro de la mochila; al mismo tiempo, las mascotas también pueden observar el entorno externo, lo que reduce la ansiedad de las mascotas.

Comodidad para la espalda

Esta mochila transportín para gato es cómoda de llevar gracias a que su respaldar es acolchado y transpirable, y las correas para los hombros son acolchadas. Además, las correas para los hombros, la correa de cintura y la correa de pecho se pueden ajustar para obtener mayor comodidad.

Diseño de seguridad

Cuando abre la parte superior, la correa de seguridad interior incorporada puede evitar que su mascota escape desde el interior, garantizando la seguridad de la mascota. Además, las cremalleras de las puertas tienen función de bloqueo para garantizar que su mascota no pueda abrir la puerta por sí misma.

Cojín de doble cara

Este transportín mochila para gatos cuenta con un cojín extraíble que tiene dos lados de uso distinto. Un lado es de felpa y adecuado para usarlo en invierno o cuando la temperatura es relativamente baja. El otro lado es fresco y adecuado para usarlo en verano o cuando la temperatura es relativamente alta.

Plegable y con bolsa de almacenamiento

Esta mochila para gatos se puede plegar y así ahorrar espacio cuando se vaya a guardar. Además, tiene una bolsa de almacenamiento en la parte frontal que proporciona espacio para guardar correas, agua, bocadillos, juguetes, cuencos plegables, etc.

Fácil de Limpiar

El cojín de la mochila para mascotas es extraíble y puedes limpiarlo por separado. Por otro lado, tenga en cuenta que la mochila para gatos no se puede lavar a máquina, de lo contrario su estructura se dañará; pero puede utilizar un paño húmedo para limpiar la suciedad de la superficie de la mochila para mascotas y luego colocarla en un lugar ventilado para secarla.

Varias opciones de transporte

Este transportín mochila se puede llevar en la mano, la espalda o encima de la maleta.

Pros y contras del transportín mochila para gatos Morpilot

Pros

  • Muy resistente
  • Muy seguro

Contras

  • La base se deforma un poco con gatos un poquito pesados

Tamaño: 58 de largo, 38 de ancho y 33 de alto (cm)

Peso: 2 kilogramos

Material: Plástico

Carga máxima: 9 kilogramos

Este transportín para gatos es espacioso, resistente y seguro. Cuenta con una puerta delantera y otra superior muy cómodas de abrir. También tiene bastantes orificios que garantizan la correcta ventilación del gato. Además, cuenta con un asa en la puerta superior para llevarlo de la mano; también viene con la opción de poder ponerle una correa para poder llevarlo en el hombro o en la mano.

Características principales

Diseño inteligente a 2 puertas

El diseño a 2 puertas permite meter o sacar a tu mascota fácilmente. Tiene una delantera con un cierre de muelle para abrirlo con una mano. También tiene una puerta superior que cuenta con un asa y pestillos para abrirla hacia la izquierda o hacia la derecha, según convenga.

Diseño muy resistente

Transportín de plástico resistente con puerta frontal con cable de acero.

Estructura segura

El lado superior e inferior del transportín se aseguran juntos con 4 pestillos y tornillos para refuerzo. Además, cuenta con ventilación en la parte delantera, trasera, superior y en los laterales.

Pros y contras del transportín caja para gatos Amazon Basics

Pros

  • Muy espacioso
  • Puerta superior que abre hacia la derecha o la izquierda
  • Con dos orificios para poder ponerle una correa y así agarrarlo más seguro

Contras

  • La puerta superior pudiera abrirse al agarrarla del asa y con un gato de más de 6 kilogramos

Tamaño: 44 de largo, 31 de ancho y 34 de alto (cm)

Peso: 1.52 kilogramos

Material: Poliéster

Carga máxima: 7 kilogramos

El transportín bolso para gatos Morpilot es de muy buena calidad, ligero y comodísimo. Tiene una puerta lateral y otra superior; también tiene asas para llevarlo de la mano o correa para llevarlo en el hombro. Además, viene con una camita y un tazón azul plegable. Este transportín de mascotas es ideal para viajar en avión o automóvil o simplemente para visitar a un veterinario, y es adecuado para gatos que pesan hasta 7 kg.

Características principales

Estilo cómodo

Con malla transpirable en tres laterales y en la puerta superior que garantizan el flujo de aire adecuado, y que también permite que el animal mire hacia afuera. También tiene una base extraíble que crea una superficie sólida y estable y que, junto con la alfombra de lana extraíble, ofrece una cama cómoda donde el gato puede dormir durante un viaje. Además, hay un bolsillo pequeño en el exterior de la bolsa para guardar cosas.

Limpieza sencilla

La alfombra de vellón suave se puede quitar y lavar a mano o a máquina. Sin embargo, para limpiar las manchas en el resto del transportín solo necesita agua tibia, un cepillo suave y jabón, luego dejar que se seque al aire.

Varias maneras de llevarlo

Este transportín para gatos está equipado con dos asas que se pueden juntar con una almohadilla y así llevarlo cómodamente con la mano. Además, tiene una correa ajustable para poder llevarlo en el hombro. También tiene la opción de poder llevarlo encima de una maleta. Este transportín es muy adecuado para el transporte en coche, tren, avión, etc.

Dos puertas y correa interior de seguridad

Este transportín bolso para gatos tiene una puerta lateral y otra superior para permitir que el gato entre o salga sin problemas. Además, las puertas tienen cremalleras de metal duraderas. Por otro lado, hay una correa en el interior del transportín, la cual se puede fijar al collar del gato.

Pros y contras del transportín bolso para gatos Morpilot

Pros

  • Supercómodo
  • Buena calidad

Contras

  • Las cremalleras no tienen seguro extra

¿Qué tener en cuenta antes de comprar un transportín para gatos?

La elección de un transportín para tu gato va a depender de si vas a viajar con tu gato a pie, en carro, avión o cualquier otro tipo de transporte. También va a depender del tamaño de tu gato, de que el transportín te sea fácil de llevar y de que tu gato se sienta cómodo y esté seguro al estar dentro de él. Además, ten en cuenta de que si van a viajar en avión deberás informarte de las normas de viajar con gatos que tiene cada aerolínea para así saber qué transportín es el más adecuado para tu gato. Así que, teniendo en cuenta todo lo anterior, veamos a continuación los detalles más importantes a tener en cuenta antes de comprar un transportín para gatos.

Material del transportín para gatos

El material del transportín debe ser impermeable y fácil de lavar; en este sentido el plástico es el más recomendado, seguidamente de las telas impermeables como el nailon, el poliéster o la tela Oxford. Por otro lado, los materiales como el mimbre y el cartón serán más difíciles de mantener limpios.

Tamaño del transportín para gatos

Un transportín no debe ser muy grande para evitar que el gato se mueva demasiado; tampoco debe ser muy pequeño, ya que sería incómodo para el gato.
El transportín debe escogerse de tal manera que el gato se pueda mover con facilidad dentro de él, ya sea al pararse, dar vueltas, sentarse o acostarse.

Otra cosa que podrías tener en cuenta es que si tu gato es cachorro, ese mismo transportín tal vez lo utilice cuando sea adulto; así que toma como referencia a un gato adulto y de la misma raza para calcular las medidas del transportín, al cual habrá que añadirle una base acolchada para que el gato esté más cómodo y no se mueva tanto durante el viaje. Por otro lado, si vas a viajar en avión, deberás averiguar que dimensiones de transportín son las que exige cada aerolínea. Sin embargo, podemos tener una aproximación de las dimensiones internas mínimas del transportín más adecuado para cada gato al medir al gato y seguir el siguiente cálculo de dimensiones ofrecido por la IATA (International Air Transport Association)

Primer paso. Realizarle las siguientes medidas al gato.
Longitud del animal desde la punta de la nariz hasta la base/raíz de la cola. (A)
Distancia desde el suelo hasta la articulación superior. (B)
Ancho entre hombros o punto más ancho (el que sea mayor). (C)
Altura del animal en posición de pie natural desde la parte superior de la cabeza o la punta de la oreja hasta el suelo (lo que sea más alto). (D)

Segundo paso. Calcular las dimensiones internas del transportín a partir de las distancias A, B, C y D tomadas del gato.

Largo del transportín = A + ½ B

Ancho del transportín = C x 2

Alto del transportín = D + (el grosor del tendido, en caso de tenerlo, puesto en la base del transportín)

Nota: Las dimensiones calculadas son dimensiones internas mínimas del contenedor y se relacionan con el gato de pie en una posición natural.

Rigidez del transportín para gatos

Entre más rígido sea un transportín, el gato tendrá más estabilidad y estará más seguro contra los golpes. Sin embargo, habrá que acolcharlo bien para mayor protección y comodidad del gato.

Puertas y orificios del transportín para gatos

Se recomienda que el transportín tenga, además de la puerta frontal, una puerta superior o que la cubierta superior se pueda desmontar, ya que esto permite meter o sacar fácilmente a gatos con dolencias o que son reacios al transportín. Además, todas las puertas deben ser resistentes y tener cerraduras y/o cremalleras de bloqueo que impidan que el gato las abra. Por otro lado, las puertas y las paredes del transportín deben contar con suficientes orificios para permitir la correcta ventilación en el transportín.

Ventilación del transportín para gatos

El transportín debe contar con suficientes orificios o rejillas en las paredes y las puertas para que el gato respire con tranquilidad y para que haya un ambiente fresco dentro del transportín.

Base del transportín para gatos

Es recomendable una base sólida y a prueba de filtraciones, ya que será más fácil de limpiar y, además, le brindará buena estabilidad al gato.

Peso del transportín para gatos

Hay que escoger un transportín que sea lo más ligero posible y a la vez rígido; porque así, tendremos un transportín resistente y que se pueda cargar cómodamente. Por otro lado, si lo vas a utilizar para viajar en avión, ten en cuenta que las aerolíneas exigirán que el peso del gato más el peso del transportín no se pase del valor máximo que impongan (regularmente 8 kilogramos).

Seguridad en el transportín para gatos

El transportín debe tener puertas con cerraduras y/o cremalleras seguras para que el gato no se escape. También debe tener suficientes orificios para que el gato respire normalmente y debe ser rígido y estar debidamente acolchado para evitar que el gato se golpee.

¿Quieres el transportín para viajar a pie o en transporte público?

Si vas a llevar a tu gato trasladándote a pie, el transportín más recomendable será el que no pese tanto y lo puedas llevar con facilidad, ya sea agarrado de la mano o cargado en tus hombros. Por otro lado, si vas a viajar en transporte público, como por ejemplo carro, tren o avión; se recomendará usar un transportín rígido, como por ejemplo el de plástico. Y, ten en cuenta que para poder viajar en avión con el gato, el transportín debe cumplir con la normativa IATA (International Air Transport Association) sobre la seguridad en el transporte de los animales.

Tipos de transportines para gatos

A continuación te presentamos los transportines más comunes para gatos según su diseño.

Transportín para gatos rígido de plástico

Es el más conocido. Está fabricado en plástico duro, por lo cual mantiene bien protegido al gato de golpes externos. También, es muy durable, pudiendo soportar arañazos, mordeduras y golpes. Y si lo guardas en el exterior, aguantará sin problema el paso del tiempo. Además, cuenta con muchos agujeros, todo en derredor, que permiten una adecuada ventilación para que el gato respire bien y se sienta fresco. Es el tipo de transportín más fácil de limpiar y el más recomendado para viajar en tren o en la bodega del avión.

Transportín para gatos tipo bolso

Se asemeja a un bolso tradicional. Está fabricado con telas como el lino, Oxford, nailon, lona, poliéster, forro polar y espuma de poliuretano. Tiene correas para llevarlo en la mano o colgado en el hombro. También posee uno o más bolsillos en la parte exterior para guardar cosas. Además, algunos modelos de bolsos tienen ruedas incorporadas o removibles. También algunos se pueden expandir para así aumentar el espacio para el gato. Las puertas de este tipo de transportín se abren o cierran con cremalleras. Posee malla transpirable en las paredes y las puertas para garantizar la circulación normal del aire dentro del transportín. Es liviano y se puede plegar para poder guardarlo en pequeños espacios. Este tipo de transportín es el más utilizado al realizar pequeños trayectos en coche, ya que brinda una gran comodidad al gato. También sirve para que el gato lo use en casa como su cama favorita. Además, para viajes a zonas frías es perfecto porque la tela que lo recubre abriga bastante. La parte negativa es que al estar fabricado de tela, absorbe mucho más los olores que un transportín de plástico; sin embargo, es muy fácil de limpiar, pudiéndose meter en la lavadora, pero protegiendo las cremalleras para que no causen daños.

Transportín para gatos tipo mochila

Es una mochila especial para gatos, la cual está fabricada en tela suave en su interior para garantizar la comodidad del gato. Además, posee una ventana de maya o de plástico transparente para que el gato disfrute viendo el paisaje. También posee maya transpirable y/o pequeños orificios para garantizar la circulación del aire. Este transportín es el más adecuado cuando vamos de paseo a pie, ya que va sobre nuestra espalda y tiene dos asas ajustables para soportar el peso del gato en los hombros y así transportarlo sin mucho esfuerzo; también el gato tendrá un paseo agradable al no balancearse tanto. Algunos modelos se pueden plegar para facilitar transportarlos o guardarlos en pequeños espacios. También algunos se pueden expandir para así ofrecerle más espacio al gato.

Recomendaciones y requisitos para viajar en avión con un gato

Hoy en día, muchas aerolíneas permiten viajar con gatos, pero para poder volar en avión con nuestro gato, deberemos cumplir con ciertos requisitos y recomendaciones importantes, los cuales te detallamos a continuación.

Asegurarnos de que la aerolínea permite viajar con gatos

Lo primero que hay que hacer si queremos viajar en avión con nuestro gato, es elegir una aerolínea que permita volar con gatos. Puedes saber si la aerolínea permite viajar con gatos visitando su sitio web o llamándoles. La mayoría de aerolíneas permitirán volar con gatos; sin embargo, algunas aerolíneas no permitirán viajar a ciertas razas de gatos, como por ejemplo gatos braquicéfalos (gatos de cara plana), ya que podría ser riesgoso para su salud. Si vas a volar con un gato braquicéfalo, consulta antes a un veterinario. Además, ten presente que comprar un billete para viajar con tu gato demorará más que si viajas solo, y en la mayoría de los casos habrá que pagar un billete de avión para tu gato.

Tener la documentación para volar con gatos

Para volar a cualquier destino será necesario un pasaporte para mascotas, el cual lo entrega el veterinario, generalmente al ponerle el chip al gato. En este documento aparece el historial médico del gato, como las vacunas, desparasitación y otros tratamientos médicos. Además, el país de destino podría exigir otros documentos, como por ejemplo los certificados que indiquen que el gato está vacunado contra la rabia y que está debidamente desparasitado. Por lo tanto, deberás informarte de qué requisitos exigirá el país de destino, lo cual se puede hacer consultando con la embajada del país de destino que está en el país de partida, ya sea por teléfono o por su sitio web. Por otro lado, si al momento de entrar a un país no tienes la documentación en regla, a tu gato podrían ponerlo en cuarentena o no permitirle la entrada al país.

El gato debe tener chip

Es imprescindible que el gato cuente con un chip para que lo dejen subir al avión.

Usar un transportín aprobado para viajar en avión

Para viajar en avión con nuestro gato habrá que cumplir con las normas de La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) sobre el diseño del transportín, que exige que el transportín debe tener espacio suficiente que permita al gato girar normalmente mientras está de pie, pararse, sentarse y acostarse en una posición natural. También, debe ser impermeable, tener buena ventilación, que no tenga ruedas o se le puedan quitar, y tener al menos dos etiquetas que digan “animal vivo” colocadas en lados opuestos del transportín y que no cubran los orificios de ventilación.

Además de lo anterior, habrá compañías aéreas que exijan características concretas, ya sea para transportines que vayan en cabina o en bodega, así que lo más conveniente será contactarlas para pedirles esa información. Esto no significa que se deba comprar un transportín para cada aerolínea, ya que las normas de las distintas aerolíneas son muy similares entre sí. Por lo general, exigen que para llevar el gato en cabina, el peso del transportín más el gato no debe ser superior a 7 u 8 kilogramos; también, exigen un tamaño máximo del transportín, que permita llevar el transportín a los pies y debajo del asiento que se tenga delante; siendo recomendable usar un transportín que no sea rígido. Por otro lado, si el gato viaja en bodega, se deberá usar un transportín rígido que podrá ser más grande y pesado que el de cabina.

Preferiblemente, no dar tranquilizantes al gato

No es recomendable darle tranquilizantes o sedantes a un gato para viajar en avión, ya que podrían reducir la presión arterial del gato cuando esté a grandes alturas. Además, la combinación de altitud y drogas es potencialmente fatal en los animales viejos, estresados o crónicamente enfermos. En lugar de dar tranquilizantes a un gato, es mejor opción calmarlo de forma natural con mimos y evitándole situaciones estresantes.

Pasando por el control de seguridad del aeropuerto

Pasar por el control de seguridad es el momento más crítico de todo el viaje, ya que nos obligarán a sacar al gato del transportín para poder pasar el transportín por la máquina de rayos X. Así que será recomendable en ese momento tener al gato sujeto con un arnés para evitar que se escape.

Mejor llevar al gato en la cabina y no en la bodega

Lo más recomendable es que tu gato esté en la cabina junto a ti, ya que ambos se podrán mirar y se sentirán seguros. Así que averigua con la aerolínea cuáles son los requisitos para que tu gato pueda ir en la cabina.

No coger vuelos que tomen mucho tiempo

No elijas vuelos muy largos aunque sean más baratos; Más bien, si es posible, elige vuelos cortos.

Compra del billete de avión para volar con nuestro gato

En muchas aerolíneas podrás comprar un billete de avión por internet en el que se pueda agregar al gato. Si ese no es el caso, deberás hacerlo por teléfono o visitando una oficina de la aerolínea. Al contactar con la aerolínea te dirán los horarios de vuelo y cuanto debes pagar de más por llevar a tu gato. Seguidamente, van a pedir permiso para confirmar que haya cupo para tu gato, ya que hay cierto límite de animales que pueden llevar. Este permiso tardará de uno a dos días. Después de este tiempo deberás llamar a la aerolínea para comprobar si tu gato está aprobado para volar. Ya sabiendo que tu gato está aprobado para volar, podrás proceder a comprar el billete de avión, y una vez comprado te enviarán un email en el que se especifica que vas con un gato en el avión.

No sobrealimentar al gato antes de viajar

Alimente al gato solo con una comida ligera y un poco de agua aproximadamente dos horas antes del vuelo; así se evitará que haga sus necesidades en pleno vuelo. Normalmente, durante las 12 horas posteriores al vuelo, el gato no requerirá alimentación adicional. Sin embargo, si el viaje dura más de 12 horas, se deberá dar agua al gato. Por otro lado, si hay un retraso imprevisto, se deberá alimentar al gato pero sin excederse.

Estar en el aeropuerto mucho antes del vuelo

Se recomienda estar en el aeropuerto al menos tres horas antes del vuelo, ya que hacer el check-in presencial y pasar por el control de seguridad requerirá más tiempo de lo habitual.

Consejos para usar un transportín para gatos

Lavar el transportín regularmente

Hay que lavar el transportín regularmente para así eliminar cualquier mal olor que impida que el gato entre en él. Para lavarlo utiliza agua, detergente enzimático y jabón neutro.

Al transportar a dos gatos, mejor que estén separados

Si vamos a viajar con dos gatos, no es conveniente llevarlos en el mismo transportín, porque podrían ponerse a pelear. Lo mejor es llevar a cada uno en su propio transportín o en un transportín que sea doble.

No obligar al gato a entrar al transportín

Obligar al gato a entrar al transportín le causará una mala experiencia y probablemente, en otra ocasión, no quiera volver a entrar en él. Mejor será lograr que entre al transportín por su cuenta. Esto se puede hacer poniendo su manta favorita o alguno de sus juguetes dentro del transportín. Otra opción sería rociar el interior del transportín con un spray Feliway, el cual provocará que el gato se sienta en un entorno familiar.

No mover bruscamente el transportín con el gato dentro

Hacer esto incomodará al gato causándole estrés o que se ponga agresivo.

Lograr que el gato se acostumbre al transportín

Para que el gato se acostumbre al transportín habrá que tener paciencia y ayudarle a ver el transportín como un sitio seguro, como por ejemplo un refugio donde haga sus siestas. Al lograr esto, será más fácil llevar al gato de paseo o al veterinario.

Preguntas frecuentes sobre el transportín para gatos

¿Qué es un transportín para gatos?

Es un contenedor (con forma de caja, morral o bolso) que está diseñado para contener un gato dentro y poder llevarlo de viaje de forma cómoda y segura. Posee una o más puertas y varios orificios pequeños para que el gato respire y se sienta fresco; también tiene un asa o correas para agarrarlo. Generalmente, está fabricado con tela transpirable o plástico rígido. Algunos modelos tienen compartimentos para llevar pequeñas cosas como por ejemplo juguetes del gato. Otros suelen disponer de compartimentos y de espacios para poner recipientes para comida y agua, e incluso hay unos modelos más grandes con espacio para un arenero. Por último, podemos encontrar transportines que se pueden plegar para poder guardarlos en espacios pequeños.

¿Cómo hacer para que un gato entre en el transportín?

Lo mejor es que el gato entre al transportín por su cuenta. Para lograr ese objetivo, coloca dentro del transportín objetos que el gato use con frecuencia, como por ejemplo su manta favorita o su juguete favorito. Otra opción es rociar el interior del transportín con un spray de feromona felina; este producto hará que el gato sienta el transportín como un lugar seguro y tranquilo.

¿Qué no debemos hacer con un transportín?

  • Usarlo para transportar a un gato que vaya muy apretado dentro. Esto le causará estrés y lo pondrá de mal genio.
  • Colocar más de un gato dentro. Podrían ponerse a pelear.
  • Dejar de limpiarlo regularmente. La acumulación de suciedad y mal olor provocará que el gato deje de utilizarlo.
  • Obligar al gato a entrar en él. El gato podría sentirse inseguro y en peligro, y cogerle miedo al transportín.
  • Emplearlo solo para ir al veterinario. Los gatos asocian la ida al veterinario con algo desagradable, lo cual provoca que no quieran entrar al transportín. Así que para evitar esto, hay que utilizar el transportín también para llevar al gato de paseo a sitios agradables.

¿Cómo se limpia un transportín?

Para limpiar un transportín correctamente habrá que seguir los siguientes pasos:

  1. Retirar lo que haya dentro del transportín y luego desarmarlo (si es posible).
  2. Eliminar la suciedad orgánica con la ayuda de una aspiradora y un cepillo.
  3. Lavar todos los elementos del transportín con agua tibia y una esponja empapada en jabón neutro; también usa un cepillo. Después de eso, enjuague con agua la espuma del jabón. Por otro lado, si el transportín es de tela, tal vez lo puedas lavar en lavadora; pero recuerda utilizar detergente (si es posible con oxígeno activo), y no utilices suavizante.
  4. Desinfectar el transportín frotándolo con un trapo húmedo y limpiador enzimático o una mezcla de vinagre blanco con bicarbonato de sodio. Luego dejarlo actuar por 10 minutos o más. Nota: al usar un limpiador enzimático es importante no combinarlo con un producto antibacteriano, ya que este neutralizaría el efecto del limpiador enzimático.
  5. Secar el transportín con un trapo y luego ponerlo al aire libre para que se termine de secar.

¿Los transportines son seguros para los gatos?

Por supuesto que sí. Porque están diseñados especialmente para que los gatos estén cómodos, puedan respirar bien y sentirse frescos. Además, están hechos de materiales resistentes a los arañazos y los golpes. También tienen cerraduras seguras en las puertas que impiden que el gato se escape.

Pensamientos finales

Con las 5 elecciones de transportines que presentamos anteriormente más la información extra sobre los transportines para gatos, será más fácil elegir el transportín adecuado para nuestro gato.

Que no le falte a nuestro compañero felino su transportín para gatos que sea cómodo y seguro para que así viaje tranquilo cuando lo llevemos de paseo, ya sea a pie, en carro, avión o cualquier otro medio de transporte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Compartir